Bugarach, el monte de los mil misterios

Bugarach

El misterio de Bugarach

En el sur de Francia, muy cerca de nosotros, tenemos un monte lleno de misterios al que le otorgan unas cualidades maravillosas.

En cuanto abres la puerta al misterio, puedes encontrarte de bruces con mil y una verdades ocultas entre muchas exageraciones, con lo que siempre hay que ser precavido, recopilar información y visitar el lugar para sentir…

 El monte de Bugarach  no es muy alto, 1231 metros, su fisonomía es normal, quizás lo más peculiar es que el orden de sus capas geológicas esta invertido – por eso es conocida como  la montaña invertida– (ocurrió en la era terciaria mientras la formación de los pirineos)  Pero lo más sorprendente es lo que en el sucede y dicen que sucede.

 Vamos a empezar por el final, ¿Qué es lo que esta pasando ahora? ¿Por que este monte se ha “puesto de moda” o esta en el candelero?. Pues bien, el alcalde de este pueblecito de no más de 200 personas, ha alertado a las autoridades francesas de la posibilidad de que en Diciembre de 2012, haya allí concentración de grupos, sectas y mil cosas más que puedan realizar actividades extrañas.

En los últimos años la tranquilidad de este pueblecito, se ha visto alterada, por que muchas personas, están visitando el lugar intentando contactar con la energía del mismo.

Las personas que a este lugar se acercan son de mucha diversa índole, desde los buscadores de ovnis, a la tranquilidad de grupos alternativos y por supuesto también encontramos  algún pirado de la colina. ¿Pero por que se acercan a este lugar?

 Aquí  te dejo unas reseñas del porqué magnetiza este lugar:

La leyenda relata, que esta montaña, será un lugar que sobrevivirá al fin del mundo. Estas leyendas y misterios han embaucado a muchos escritores y ocultistas, durante los últimos siglos. Esto está haciendo que mucha gente este comprando terrenos en el lugar.

También se dice que es una de las entradas del mundo Intraterreno. Al igual que el monte Uritorco en Capilla del monte. Así desde aquí uno podría llegar a ser parte del mundo de Agharta.

Por otro lado, algunos lo unen a la leyenda de María Magdalena. La figura de esta mujer está muy extendida en el sur de Francia. Aquellos que creen que Jesús no murió en la cruz, nos indican que consiguió escapar a Francia con María Magdalena, situando  este lugar como el de su muerte y donde se encontraría su tumba.

 Los que nos hablan de aperturas temporales y otras dimensiones, sitúan en este lugar la puerta a la energía sutil del rayo dorado de la ciudad del maestro Jesús y María Magdalena.

 ¿Que hay de cierto en todo lo que se dice? ¿Sus misterios nos hablarían de otro Montserrat o Shasta o Erks? ¿Es un lugar sagrado?

En mi viaje a Bugarach, no me encontré ni con intráterrenos, ni con ovnis. La montaña no es tan impresionante como Shasta, ni tiene la belleza de formas rocosas de Montserrat pero….hay algo muy importante en él.

Al llegar  allí nos brindó un espectáculo de nubes y el monte se ocultó ante  nuestros ojos. En un principio pensé que como viajábamos escépticos el monte prefirió ocultarse y pasar totalmente de dos personas que iban a “investigar”.

En cuestión de minutos las nubes y la luz del sol comenzaron a jugar con nosotros, mostrándonos imágenes impresionantes.

La cámara de fotos empezó a funcionar mal y nos sorprendió. A la vez nos embargo un sentimiento muy especial, alegría y juego. Nos conectamos con la diversión, el disfrute y una gran calma. Un sentimiento de inspiración, aquella que el artista necesita para crear, me inundó y llegue a pensar en trasladarme al lugar, durante una temporada para escribir, pues respiraba algo muy especial en el mismo.

 Así  nuestro escepticismo inicial dejó paso a un interrogante muy grande…los dos nos miramos y pensamos ¿y si hay algo de verdad en las cosas que cuentan?. Hay que traer a viajeros  a este lugar, para que lo sientan por si mismos.

 No soy crédula de por si, necesito sentir por mi misma cada creencia que tengo. Muchas veces el ser humano tiende a exagerar sobre lo que ve o hace cada cosa, con lo que necesito que mi alma, mi ser, mi cuerpo, sienta el lugar y no se deje llevar por fantasías, sino que conecte con el propio lugar para ver que hay oculto ante los ojos normales. Pues bien, Bugarach oculta muchas cosas, pero en el se sienten muchas más.

 No pienso que el 2012 sea el fin del mundo, con lo que en Diciembre no nos veréis por estos parajes, pero desde luego si opino que este lugar bien merece la pena un viaje, y tras la experiencia individual sacar nuestras propias conclusiones.

© Susana Ortega