Cuando nada es seguro, todo es posible

 Hawaii

Todo es posible

Leí esta frase en Facebook, (dicha por Margaret Drabble tiempo atrás). Al segundo conecté con ella y sentí todo lo que esta bella frase encierra en su ser, comprendí muchas cosas y me dio por pensar…(uff)

La seguridad es un sentimiento dificil de explicar y tener, tras el que salimos en su búsqueda pero en realidad, no existe. “Nada es seguro en esta vida, excepto la…”Todo el mundo hemos escuchado esto en alguna ocasión, y quizas por que lo único seguro no lo buscamos, queremos hacer que todo sea seguro, en la tonta idea de evadir la seguridad suprema.

La seguridad, el bien tan preciado, nos llena de limitaciones y los miedos. Como nada es seguro, intentas por todos los medias luchar contra corriente y que sea así, entonces apuntalas todos los lugaras, fabricas una monotonia, planificas, buscas pautas constates y por supuesto…que nada cambie.

¡Que maravilla poder sentir que nada es seguro! Un lienzo en blanco, un viaje que comieza, una gran oportunidad para llenar la vida de colores que necesites, de cambios, de chispas….de VIDA. Cualquier momento es bueno para decidir un cambio, para dar un golpe de timón e iniciar un nuevo camino. Nunca es facil, y demás segun pasan los años se vuelve todo un reto. Todos sabemos que podemos cambiar pero que no es lo mismo con 30 que con 50, con hijos o sin hijos….¡EXCUSAS!  Siempre es posible, ya se que los miedos nos inhundan, la vida vivida, los anuncios de la tele que te quieren vender la seguridad, toda excusa es buena para quedarnos retenido en aquello que nos da “seguridad aparente”  y de alguna manera nos quedamos parados en ellos y no continuamos camino,  no nos permiten “ser aquello que queremos llegar a ser”.

 Las oportunidades brotan desde muchos lugares y podemos estar sentad@s esperándolas o salir a caminar en su encuentro. Si no has salido a buscarlas, no es fácil de explicar. En realidad no hay que salir con un motivo en concreto, hay que lanzarse a vivir el día de alguna manera diferente y disfrutar del mismo, pequeños cambios hacen grandes maravillas.  En el paseo podremos disfrutar de los rayos del sol, el aire en la cara y de los más bellos paisajes y situaciones que nos podamos imaginar.

Todo esto… ¿para que me sirve? En el alma siempre tenemos un anhelo, a veces no nos atrevemos a pronunciarlo en alto, tememos equivocarnos, o no ser dignos de aquello que habita en nuestro interior. Esto hace que el anhelo encerrado, se convierta en insatisfacción, pero queriéndola maquillar no vamos a reconvertir nada, solamente vamos a teatralizar y de esta manera ahogaremos nuestro grito interno. Nuestro pequeño ser se siente ahogado, retenido, y con miedos.

 Es cierto que en las “crisis” uno se reinventa, ahora estamos hartos de leer malas noticias en la tele, ver que las cosas van como el culo, sentir que lo tenemos que poner todo de nuestra parte, reinventarnos, confiar. Claro!! Pero hemos de dar nosotros los pasos y salir al encuentro de estos reinventos, hemos de protestar por lo que creemos injustos, ser coherentes con lo que queremos en la vida o esa forma de vivir y actuar!! Es el momento de sentirse incomodo y comenzar a caminar en la dirección que queremos. Actúa!!! Vive!!! Disfruta!!! Sentir la china del zapato es el primer paso para quitarselos y poder ir descalzos.

 No te duermas en los laureles del pasado, pues éste ya se fue. No vivas en el futuro negro que nos pintan, pues todavía no es. La vida es ahora y nunca me cansare de escribirlo.

 Se que cuando uno tiene miedo  tiembla, a veces siente ansiedad, uno se quiere tapar con la manta y despertar cuando todo haya pasado…las cosas no tienen por que ser fáciles, pero no tenemos por que hacerlo nosotros mas difícil.

 Entre sentir otra dimensión en la tierra y  esperarla, o realizar el cambio de dimensión por nosotros mismos; hay una gran diferencia. En una de las dos opciones no eres parte, en la otra la formas, la creas, la sientes, la vives y eres.

 Me siento afortunada del momento que vivimos. Quizás esta afirmación te resulte rara o excéntrica, pero creo que es una oportunidad única para evolucionar como ser, como persona y como alma. El que afirme esto, no significa que todo vaya de color de rosa, sino que me parece estupendo tener el desafió que entraña.

 Si sentimos que esta realidad no nos gusta, y creemos que hay algo mejor posible, es por que la hay. Si fuera fácil de conseguir la humanidad la habría conseguido ya, estar en el momento en que esto es posible, es un honor!!

 Lo de pensar a veces no es bueno y uno desvaría, un pensamiento ha provocado todo esto!

Cuando todo es seguro es mucho mas difícil hacer los cambios para que aquello que tu alma anhela, lo pueda realizar. Cuando no tienes nada que perder, cuando todo es inseguro, todo es posible.

 Un guiño de hada

© Susana Ortega